Blog

Blog

Recommended dental care for adolescents

Cuidados dentales recomendados para los adolescentes
Share on facebook
Share on email
When adolescence arrives, new oral problems appear. Below, we answer some questions that may arise.

Recommended dental care for adolescents

Cuando los niños y niñas se vuelven adolescentes, aparecen una nueva serie de problemas, desde traumatismos hasta problemas de encías o caries, necesitando una nueva serie de cuidados dentales.

A continuación, respondemos algunas dudas que nos pueden surgir a medida que crecen y se vuelven más independientes:

¿Pueden ocurrirles algún traumatismo dental?

En esta edad, son muy susceptibles a algún trauma en los dientes, sobre todo por la práctica de deportes. Se vuelven más arriesgados y más confiados, lo que nos lleva a más posibilidades de que se fracture o rompa algún diente. Debemos tener en cuenta que, en esta edad, la mayoría de los dientes son definitivos, y la actuación por parte del odontólogo debe ser lo más inmediata posible.

¿Mi hijo adolescente todavía necesita aplicaciones de fluoruro en el dentista?

A medida que los niños van creciendo, sus hábitos alimenticios y de cepillado van cambiado, y también lo hace su riesgo de obtener caries. Durante los exámenes dentales regulares, el odontopediatra será capaz de identificar si el adolescente está en riesgo y si debe seguir recomendándole las aplicaciones de barniz de fluoruro cuando fuera el caso.

Como regla general, si un adolescente no se está cepillando consistentemente dos veces al día, o no se cepilla lo suficientemente bien, come bocadillos varias veces durante el día, consume productos dulces entre comidas, ha tenido caries en los últimos dos años, está usando brackets o retenedores, o está tomando medicamentos que hacen que su boca se seque, podría beneficiarse de tener aplicaciones de barniz de fluoruro.

¿Por qué las encías de mi hijo están rojas alrededor de los dientes inferiores?

Las encías alrededor de los dientes inferiores pueden tornarse rojas y, a veces, sangrar fácilmente al cepillarse. La razón principal de esto es la limpieza inadecuada de los dientes y la línea de las encías.

Si los dientes no son rectos, pueden ser más difíciles de limpiar. Las encías y los dientes deben ser cepillados regularmente al menos dos veces al día con pasta de dientes con fluoruro. El hilo dental puede ayudar a aclarar la situación, ya que éste logra llegar a aquel espacio entre los dientes que el cepillo no alcanza y elimina la placa.

Padres e hijos podrán saber cuando las encías se vuelvan más saludables porque el sangrado disminuirá y éstas se tornarán rosadas y duras. Una situación especial que debe mencionarse es la llamada gingivitis puberal. Esta condición puede persistir incluso aunque la boca parezca estar bien limpia, debido a los cambios hormonales que se producen en el cuerpo durante la pubertad. Por lo general, es una fase pasajera, y con la higiene adecuada y persistente, las encías finalmente volverán a su saludable color rosa.

¿No hay problema con que mi hijo/a adolescente use enjuague bucal regularmente?

Muchos adolescentes comienzan a usar el enjuague bucal regularmente porque se interesan más en su higiene personal. El uso de enjuague bucal no debe ser un sustituto para el cepillado de dientes (y lengua) regular. Cuando se utilice un enjuague bucal, es bueno usar uno con fluoruro o con beneficios probados contra la placa.

Referencia:

https://iapdworld.org/parents/children-10-years-of-age/children-10-years-of-age-en-espanol-haga/

Share on email
Send by mail
Share on facebook
Share on Facebook

Last posts