Blog

Blog

Ortodoncia invisible en Odontopediatría, ¿en qué consiste?

Ortodoncia invisible
Share on facebook
Share on email
La ortodoncia invisible en niños es un sistema de alineadores transparentes con el objetivo de corregir las maloclusiones en pacientes infantiles.

Ortodoncia invisible en Odontopediatría, ¿en qué consiste?

La ortodoncia infantil invisible emplea una serie de alineadores transparentes, que son unas placas de acrílico extraíbles y confortables, que se utilizan para corregir las alteraciones del desarrollo, la forma de las arcadas dentarias, la posición de los maxilares y la oclusión dental, tratando de restablecer el equilibrio morfológico y funcional de la boca y mejorando también la estética facial.

El sistema consiste en una serie de fundas transparentes que se cambian a lo largo de la duración del tratamiento, consiguiendo alinear los dientes hasta su posición correcta.

La ortodoncia plástica también es conocida comúnmente con el nombre de “aparatos de dientes invisibles o transparentes” y se utiliza durante la dentición mixta, es decir, cuando los dientes temporales han empezado a ser remplazados, y en la dentición permanente.

Ventajas de la ortodoncia invisible

Este tipo de alineadores invisibles son cada vez más populares entre los papás y los adolescentes debido a que tienen la gran ventaja de que son poco visibles y se pueden quitar para comer, lo que los hace más cómodos.

Además, este sistema es más higiénico que el resto de aparatología ortodóntica dado que podemos lavar los alineadores siempre que sea necesario, al igual que cepillar los dientes y pasar el hilo dental de manera sencilla.

¿En qué casos se utiliza la ortodoncia invisible?

Este tipo de ortodoncia no está indicada para todas las correcciones de la oclusión.

De forma general, la ortodoncia invisible en niños y adolescentes es recomendable en casos leves y moderados, mientras que la ortodoncia con brackets transparentes también conocidos como brackets estéticos, que es otro tipo de tratamiento más discreto que el tradicional, es muy útil en casos más graves.

En pacientes con mordidas abiertas, mordidas profundas, niños que requieren de extracciones dentarias, situaciones en las que se deben desplazar muchos dientes o en maloclusiones severas, también estaría indicada aunque emplease más tiempo para la corrección.

En cuanto al tiempo de tratamiento para los alineadores invisibles, no está establecido de manera fija, sino que depende del tipo de maloclusión del paciente y, por tanto, es individual y específico para cada caso.

El odontopediatra u ortodoncista infantil valorará al paciente y realizará un estudio previo para determinar el tipo de aparatología necesaria, el tiempo de tratamiento, así como el pronóstico del caso en cuestión. La decisión final sobre el tipo de ortodoncia infantil siempre será tomada en consenso con la familia del paciente.

Referencias:

Boj JR, González, P, Hernández M, Cortés O. Odontopediatría. Dudas y aclaraciones. México DF. Odontología Books, 2019.

Boj JR, Catalá M, Mendoza A, Planells P, Cortés O. Odonto Pediatría: Bebés, niños y adolescentes. México DF. Odontología Books, 2019.

Share on email
Enviar por correo
Share on facebook
Compartir en Facebook

Últimos posts