Limpieza dental niños

Limpieza dental infantil y juvenil

La limpieza dental en niños, conocida en el ámbito odontológico pediátrico como higiene dental infantil o juvenil (también profilaxis profesional), es un procedimiento sencillo y útil que se lleva a cabo de forma rutinaria en la clínica odontopediátrica con niños, adolescentes y jóvenes. Además, este proceso se aprovecha normalmente para aplicar flúor en los dientes de forma profesional para ayudar a prevenir la aparición de lesiones de caries. 

¿En qué consiste una limpieza dental?

La higiene o limpieza dental pediátrica es, prácticamente, la base de la prevención de la enfermedad oral o bucal, y consiste en instruir a los responsables de los niños o adolescentes en la técnica de higiene oral o bucal más adecuada, eliminar el cálculo, remover la placa bacteriana y las pigmentaciones y pulir las superficies rugosas de los dientes. Este procedimiento en la clínica dental se acompaña con frecuencia, en el caso de la Odontopediatría, con la aplicación tópica de flúor en los dientes.

Limpieza dental niños
Limpieza dental niños

¿Qué pasa si no se realizan limpiezas dentales a niños y adolescentes?

No llevar a cabo una limpieza dental infantil inicialmente supone que el acúmulo de placa dental y sarro serán mayores con el paso del tiempo, y, por tanto, podrán implicar la aparición de problemas orales o bucales como dolor, sangrado de las encías u otras molestias derivadas de la enfermedad periodontal (gingivitis o periodontitis), mal aliento (halitosis) y desarrollo de lesiones de caries. Será el dentista de niños u odontopediatra quien, en función del caso, indique a las familias la periodicidad de las limpiezas dentales infantiles o juveniles.

¿Cuánto tiempo se tarda en hacer una limpieza dental?

El tiempo estimado en realizar una limpieza dental en niños o jóvenes, junto con una fluorización, si así se aconseja y se desea, generalmente está entorno a una media hora. No obstante, según cada caso puede incluso ser algo más corto o más extenso, ya que dependerá de la higiene dental previa del niño, adolescente o joven mantenida en el domicilio particular, es decir, la cantidad de manchas y/o sarro que presente y de su colaboración durante el procedimiento.

Limpieza dental niños