Noticia

Noticia

Calendario de vacunas en tiempos de COVID-19

Share on facebook
Share on email
¿Qué hacemos si nos hemos saltado alguna vacuna del calendario durante el confinamiento por COVID-19?

¿Qué hacemos si nos hemos saltado alguna vacuna del calendario durante el confinamiento por COVID-19?

  • Llamar al centro de salud: Antes de acudir al centro de salud, es recomendable llamar para saber cómo están organizando las consultas del niño y las vacunaciones. La pandemia por la COVID-19 ha generado cierta incertidumbre en este aspecto pero, conviene recordar, que los centros de salud son absolutamente seguros, se han habilitado espacios y horarios específicos para este tipo de revisiones.
  • No abandonar el calendario vacunal: El descenso en las coberturas vacunales que se ha producido en España supone un riesgo para la salud de los niños, ya que puede dar lugar a la reaparición de enfermedades ya erradicadas como el sarampión, la tos ferina grave del lactante o la enfermedad meningocócica.
  • Recuperar las vacunas perdidas: Es importante respetar los plazos marcados entre las dosis de cada vacuna. Sin embargo, existe la “vacunación de rescate” y, en caso de haberse saltado alguna dosis, los profesionales sanitarios elaborarán un plan de vacunación específico.
  • Conocer que la evidencia científica marca el calendario vacunal: El Comité Asesor de Vacunas de la AEP elabora su calendario anual siempre en base a la última evidencia científica publicada. Esta es la razón por la cual el calendario cambia todos los años. Además, aunque cada comunidad autónoma elabora su propio calendario vacunal, hoy por hoy las diferencias no son significativas.
  • Saber que las vacunas son seguras: Se trata de una herramienta terapéutica que se prueba en población sana, por lo tanto, los controles de seguridad son muy estrictos. Esto hace de las vacunas uno de los fármacos más seguros, que contribuyen enormemente en la prevención de enfermedades infecciosas.
  • Potenciar el efecto rebaño: Es importante mantener las coberturas vacunales altas, con ello se consigue crear un “efecto rebaño” que permite mantener también seguros a aquellos pacientes que, por diversos motivos, no pueden vacunarse; y también a aquellos niños a los que sus padres no quieren vacunar.
  • Vacunar frente a la gripe: Los expertos recomiendan vacunar a los niños de la gripe este otoño, como medida preventiva que contribuya a diagnosticar “más fácilmente” entre gripe o COVID-19, ya que en los niños ambas enfermedades cursan de manera parecida.
  • Proteger a los pacientes crónicos: Aquellas personas que conviven con pacientes pediátricos crónicos han de saber que una de las mejores maneras de protegerlos de virus e infecciones es vacunándose, de manera que reproduzcan a pequeña escala el “efecto rebaño”.
  • En el embarazo, una vacuna en cada brazo: La protección de los menores empieza durante el embarazo. Se recomienda a las mujeres gestantes vacunarse frente a la gripe y la tos ferina porque, a través de la placenta, transmitirán al feto los anticuerpos que este necesita para estar sano hasta que pueda ser vacunado.
  • Recibir información fiable: Es fundamental que los padres que tengan dudas sobre vacunación reciban información veraz de fuentes fiables. Para ello, el Comité Asesor de Vacunas de la AEP cuenta con una web donde los padres pueden encontrar la información que necesitan, así como un canal de “preguntas para el experto”.

Referencia:

https://www.aeped.es/sites/default/files/enfamilia_decalogo_de_vacunas_cav-aeppdf.pdf

Share on email
Enviar por correo
Share on facebook
Compartir en Facebook

Últimas noticias