Blog

Blog

How should children brush their teeth?

El mejor método para que los niños se cepillen los dientes
Share on facebook
Share on email
Tooth brushing in children is very important, we must start it from the first tooth appears and maintain it throughout our lives.

How should children brush their teeth?

El cepillado de dientes en los niños es muy importante, debemos iniciarlo desde que aparece el primer diente y mantenerlo a lo largo de toda nuestra vida.

¿Por qué debemos cepillarnos los dientes?

Cepillar los dientes sirve para limpiarlos de la placa bacteriana, que es una capa pegajosa de bacterias que se forma sobre los dientes y las encías. La placa produce ácidos que atacan el esmalte de los dientes y que pueden dar lugar a la caries y también irritar las encías (lo que llamamos gingivitis). La gingivitis, a la larga, produce una enfermedad (enfermedad periodontal) que es la principal causa de pérdida de dientes en adultos.

La mejor manera de eliminar la placa es cepillando los dientes y limpiando entre los dientes cada día. Para hacerlo correctamente necesitaremos:

  • Cepillo de dientes: el tamaño y forma del cepillo dental deben adaptarse a la boca de cada persona, para que pueda llegar a todas las zonas con facilidad. Se debe cambiar el cepillo cada 2-3 meses para que se mantenga en perfecto estado.
  • Pasta de dientes con flúor que ayuda a proteger los dientes contra las caries.
  • Hilo o cepillos interdentales: la limpieza interdental una vez al día, con hilo dental o limpiadores especiales, elimina la placa de entre los dientes, donde el cepillo no llega, y es fundamental para evitar la enfermedad periodontal.

¿Cómo se cepillan los dientes?

Para ayudar a los hijos a lavarse los dientes, primero han de aprender los adultos. Existen diversos videos en internet que pueden ayudarnos a saber cómo se realiza, con imágenes muy claras, los pasos del cepillado correcto y de la limpieza interdental. Para efectos prácticos, aquí tienes uno a uno los pasos que deben realizarse:

  • Pon el dentrífico sobre el cepillo.
  • Crea un orden de tu boca. Por ejemplo dividiendo mentalmente la dentadura en cuatro cuadrantes, dos arriba y dos abajo.
  • Empieza con la parte superior, caras externas de los dientes. El cepillo se colocará de forma horizontal y perpendicular al diente, ligeramente inclinado hacia la encía.
  • Haz movimientos de cepillado descendentes, siempre desde la encía hacia el borde de los dientes.
  • Después de las caras externas, pasamos a las caras internas con igual técnica.
  • Luego pasamos a las caras triturantes, éstas se cepillan con movimientos horizontales adelante y atrás.
  • Luego cepillamos el cuadrante de la arcada superior y repetimos el proceso.
  • Después pasamos a la parte inferior, empezando también por las caras externas, cepillo perpendicular, inclinado hacia la encía ligeramente, y movimientos desde la encía hacia el borde del diente.
  • Después seguimos con las caras internas.
  • Para la cara interna de los incisivos (dientes delanteros), tanto superiores como inferiores, utilizamos la punta del cepillo.
  • Posteriormente, es recomendable cepillar la lengua, con el cepillo perpendicular y haciendo barridos siempre hacia adelante. Para evitar náuseas, es conveniente sacar bien la lengua para cepillarla.

Los niños no hacen bien los movimientos de arriba abajo. Aprenden antes el cepillado con movimientos horizontales. Con la misma posición del cepillo se frotarían de dos en dos los dientes y muelas horizontalmente, recorriendo toda la altura del diente e insistiendo en el punto donde comienza la encía. Se seguirá un recorrido sistemático, igual que con la técnica del cepillado vertical.

Limpieza interdental

Es el complemento perfecto del cepillado. Elimina los restos de alimentos que quedan entre los dientes. Se debe realizar una vez por día.

Se debería empezar la utilización de hilo dental a partir de que los dientes contactan entre sí, entre los 2 y los 6 años de edad, aun que puede tardar varios años en dominar la técnica vale la pena iniciarles.

La técnica de utilización es muy fácil. Sacamos unos 40 cm de hilo dental y enrollamos cada extremo en el dedo medio de cada mano. Soltamos de un lado y recogemos con índices y pulgares según se ensucia. Metemos la seda suavemente con presión contra diente, nunca contra la encía, y pasamos entre dos dientes, barriendo la cara lateral de uno y luego del otro, desde la encía al borde del diente, sin olvidar la cara posterior de la última muela de cada lado.

Hay personas que tienen problemas manejando el hilo dental y prefieren otro tipo de limpiador interdental: cepillos especiales, varillas, etc. En estos casos, lo mejor es preguntar al dentista sobre cómo usarlos correctamente para no lesionar las encías.

¿Cómo se le cepillan los dientes a un hijo?

Para limpiar los dientes a un niño en edad escolar lo más práctico puede ser ponerse detrás del niño con su cabeza apoyada en el cuerpo del adulto. Si es un niño pequeño puede ser más fácil hacerlo con el niño tumbado y el mayor por detrás.

Hasta que el niño tenga unos 6- 8 años la limpieza la deben de realizar los adultos, y después de esta edad no está de más supervisarla.

¿Se puede utilizar un cepillo eléctrico?

Los cepillos eléctricos pueden ser tan eficaces eliminando la placa bacteriana como un cepillo manual, siempre que se sea meticuloso en su uso.

Si son de los que tienen un movimiento rotatorio alternativo (giran en un sentido y en el otro) no necesitan que hagamos movimientos con la mano, tan solo aplicarlo sobre el diente y deslizarlo de un lugar a otro hasta recorrer toda la dentadura.

Los cepillos eléctricos que solo giran en un sentido deben utilizarse con movimientos rotatorios sobre cada diente.

Es muy importante emplear todas estas recomendaciones para mantener una correcta salud de los niños y prevenir enfermedades orales.

Referencia:

Asociación Española de Pediatría: https://enfamilia.aeped.es/prevencion/cepillado-dientes

Share on email
Send by mail
Share on facebook
Share on Facebook

Last posts